Claudio Cordero: orgulloso de ser chileno

Durante los últimos años, la escena progresiva chilena ha experimentado un importante apogeo, especialmente en lo que al área del rock y metal refiere. Uno de los personajes insignes de este auge prog-rockero es el versátil y dotado guitarrista Claudio Cordero, que a sus 30 años presenta un abultado currículum, comenzando por su participación en la, a estas alturas, legendaria agrupación de metal progresivo criolla Matraz, titulado de Intérprete Instrumental mención Guitarra Eléctrica en el instituto profesional Escuela Moderna de Música, endorsado por guitarras Ibanez y parte de la Ibanez Army, miembro permanente de la aclamada banda neoprogresiva mexicana Cast, parte permanente también −junto al baterista mexicano Kiko King− de Oxygene 8, trío progresivo internacional liderado por la stickista norteamericana Linda Cushma, con un disco solista editado el año pasado (“Enlace“) y desde enero reciente, guitarrista de la banda hard rockera nacional Fahrenheit. Con una carrera así, no es raro considerarlo efectivamente como uno de los rostros de este nuevo movimiento progresivo nacional, por lo que Collapse se ha contactado con él para una entrevista, a la que accedió gustoso. Lo que conversamos se lo mostramos a continuación:

Claudio, ¿sientes realmente esta alza del movimiento progresivo nacional? ¿Te sientes parte importante de él?

El alza del prog nacional no viene desde recién, si no que ahora estamos viendo sus frutos. Según lo que me tocó vivir, esto partió durante la segunda mitad de los ’90 y creo que en gran parte se debe a la evolución mundial del Metal Progresivo y la música en general entre fines de los ’80 y principios de los ’90, más que nada entre sonido y técnica, como por ejemplo “Images & Words” (Dream Theater) o “Passion & Warfare” (Steve Vai). La influencia que todo esto venía generando se unió con otras más antiguas y “boom”, hubo un grupo de rockeros, metaleros y doctos que se sintieron identificados con este estilo inconscientemente, de hecho a mí me llamo tanto la atención que fue una de las razones fuertes para estudiar música en una institución profesional, ya que esta generación de músicos que nos estaban influenciando eran como una especie de “doctos, pero rockeros”. En la segunda mitad de los ’90s podíamos encontrarnos con bandas que ya estaban haciendo lo suyo, como por ejemplo Matraz, Exsimio, Entrance, Ergo Sum, SubTerra, Evolución, Entrama, por lo que la cosa viene en cierta forma desde hace harto tiempo.

Con respecto a mi participación dentro de este movimiento, más que sentirme parte importante, podría decir que me tocó vivir la evolución misma, desde hace 10 años cuando se trataba de un estilo más bien poco conocido, hasta ahora que todos sabemos lo que es el concepto “progresivo”, habiendo sido parte de una de las bandas más significativas de la escena nacional, como fue Matraz y actualmente participar en una de las más reconocidas a nivel mundial, como lo es Cast, y personalmente mi proyecto solista que sin duda se diferencia principalmente de los demás solistas en guitarra por las composiciones y el toque Prog.

¿Dónde te encuentras ahora? ¡Porque no ha de ser muy fácil pertenecer a semejante cantidad de bandas! ¿Te incomoda ser un hombre tan ocupado?

En este momento acabo de llegar a Chile después de 3 meses de harto trabajo en México junto a la banda Cast. Hubo importantes conciertos, como lo fueron el festival “Baja Prog 2008″, en donde se lanzó “Originalis“, el último disco de la banda, y principalmente el aniversario número 30 de Cast. Ademá, hubo otros conciertos en México y un concierto en el “Verona Prog Fest” en Italia.

En paralelo a esto, impartí por segunda vez un curso intensivo de guitarra eléctrica en el Instituto de Cultura de Baja California, lugar donde también di una clínica de guitarra y un concierto solista.

Ya de vuelta en Chile pude participar en los conciertos de Kiko Loureiro en Valparaíso y Santiago, ahora estoy viendo más conciertos antes de mi próxima partida con el fin de seguir promocionando mi disco “Enlace“, así como también se vendrán clínicas de guitarra y eventos relacionados con Ibanez y Fancy Music, que son mis sponsors.

Los otros proyectos son Oxygene 8, junto a Linda Cushma y Kiko King. La banda se mantiene creando temas para el próximo disco, ahí tengo trabajo por hacer en componer y grabar guitarras.

El proyecto mas reciente en el que estoy participando es Fahrenheit, banda nacional de Hard Rock, también en proceso de composición de material nuevo y con altas expectativas por delante.

En este momento también me encuentro trabajando en las grabaciones de guitarras del próximo material de Cast.

Pese a que todo esto suena a una tonelada de trabajo, nop, no me incomoda en lo mas mínimo, ¡¡¡todo lo contrario!!! Agradezco al universo completo por darme la posibilidad de trabajar primero que nada, siendo músico y segundo, haciendo la música que a mi me gusta, por lo que difícilmente me incomodaría.

Casi diez años han pasado desde el lanzamiento del debut de tu banda, Matraz, y muchos nos preguntamos qué fue de aquella experiencia, soñamos con que puedan volver a los escenarios. ¿Existe alguna posibilidad de verlos juntos otra vez?

Esta pregunta ya me ha tocado responderla bastantes veces. Todos quisiéramos que la banda sonase nuevamente en un escenario, pero en cierta forma fue el medio mismo el que aniquilo a la agrupación después de años de trabajo duro como lo hizo Matraz y ver esa inercia constante en la escena, la falta de apoyo de la prensa, los abusos de la gente que tiene que ver con bares y locales en donde se puede tocar en vivo y sobre todo el mismo público, que a la hora de comprar discos prefieren bajarlos por programas P2P, generaron una desmotivación fuerte en algunos integrantes de la banda, lo que mezclado con el cansancio, produjo que el “Grito” se enmudeciera.

Ahora me he dado cuenta de que surgió una especie de fenómeno pro-Matraz, como que la gente se tardó 5 años en digerir el trabajo. Es posible que ya con este descanso, integrantes de la banda se hayan motivado nuevamente. No sé, po… asegúrennos un concierto con 2000 personas de público mínimo y ahí veo qué hago para que la banda toque en vivo de nuevo, pero puede ser un compromiso (risas).

¿Cómo fue que llegaste a ser parte de una agrupación tan reconocida a nivel internacional como Cast? Son famosos en la escena neoprogresiva mundial, siendo puestos al nivel de Marillion y Pendragon como los mejores exponentes del estilo (?), además de ser los dueños del prestigioso festival internacional BajaProg, el mejor festival progresivo de América. Me imagino que no debió ser fácil…

Todo surgió durante el año 2004, cuando fuimos de gira con Matraz a México. Dimos bastantes conciertos en diferentes ciudades y el éxito en cada lugar era bastante evidente. Cuando llegamos a Baja Prog, veníamos con los motores al rojo, el concierto salió espectacular frente a un teatro lleno. La primera impresión del publico fue como “¿y estos niños que hacen en el escenario?”, pero ya tirando los primeros acordes de “REM” se notó la impresión de las caras en el publico. ¡Imagínate a casi 3000 fanáticos del prog mundial que viajan desde distintas partes del mundo al festival, viendo a Matraz en vivo por primera vez y en las mejores condiciones! La ovación no se me olvidará nunca.

Ese año fui considerado el mejor guitarrista del festival, Loreto la mejor cantante, Matraz la mejor banda, etc. Posteriormente tuvimos una gira a Brasil con Matraz nuevamente en septiembre de ese mismo año y esta gira estaba conformada por cuatro bandas: Cast, Eclat, Caravan y Matraz. Fue ahí cuando pudimos compartir con Cast y sentir la calidez humana de ellos. Ser las dos bandas de habla hispana nos acercó bastante, aparte del mutuo respeto musical y más que nada la tremenda buena onda de todos ellos.

Llegado el año 2005 me llamaron de Fancy Music ofreciéndome el endorsement de Ibanez Guitars, y a los meses vino el deceso de Matraz, pero no pasó un mes cuando suena en mi casa el teléfono, al otro lado Alfonso Vidales desde México, ofreciéndome el puesto en Cast y posteriormente vino una importante invitación a Mexicali al festival Baja Prog 2006, lo que terminó consolidando mi participación en la banda. Desde entonces el trabajo y las actividades no han cesado y ya existen dos discos de la banda con mi participación en las guitarras, “Com.Unión” y “Originalis“.

Trabajar en Cast es una de las mejores cosas que me ha pasado, trabajo brutal como a mí me gusta, ensayos hasta reventar y componer y grabar todo lo que se pueda. Alfonso Vidales es impresionante como artista, sin duda una de las personas más creativas e hiperactivas que conozco. No te mentiría al decir que desde el lanzamiento de “Originalis“, que es un disco doble, hasta ahora ya tiene compuesto material nuevo de mas de dos horas de duración.

Lo otro que es genial es que Cast es, como ellos mismos definen, una familia; es decir, un equipo de trabajo completo, sonidistas, iluminación, fotógrafo, video, etc.

Es un proyecto en grande.

¿Cuándo nació la idea de formar parte de Oxgene 8? No son una banda muy conocida por acá y muy pocos hemos tenido la oportunidad de verlos, ¿cuál es la faceta de Claudio Cordero que exploras con ellos?

Durante mi segunda estadía en México, después del festival Baja Prog 2006, me surgieron una seria de conciertos como solista y clínicas, todo esto por medio de un gran amigo baterista de Mexicali, Kiko King, quien fue el que armó estos contactos para aprovechar mi estadía por allá. Kiko en ese entonces tenia una banda junto a Carlos Humarán en guitarra, Flavio Jiménez en bajo y Linda Cushma en el Stick, esta banda se llamaba Ezoo y junto a ellos di los conciertos como solista ya que eran la banda de soporte para mi música. A Linda le llamo la atención mi forma de tocar y me pidió que grabara unas guitarras para el futuro disco de Oxygene 8 −banda de Linda que casualmente conocí en el Baja Prog 2004 con otra formación−, entonces grabe este tema y a los meses, ya cuando estaba de vuelta en Chile, ella me contactó pues al productor del disco, Steve Parrish, le gusto mi forma de tocar también, me pidieron que grabara otro par de temas, los que registré desde acá y posteriormente los envié vía Internet. El disco salió bajo el nombre de “Freak of Chance“, en el cual hay tres tracks con mis guitarras. Posteriormente recibí una invitación de Linda para ir a lanzar el disco a España e Italia durante septiembre 2006 y fue ahí recién en donde tocamos por primera vez juntos: Linda Cushma en Stick, Kiko King en batería y yo en guitarras. Sin duda lo que más identifica a esta banda es la química, ya que sin necesidad de ensayar, todo suena bien (risas), es decir, es como una especie de telepatía mágica, todo suena muy bien y el publico prende muchísimo en los conciertos, fenómeno que pudimos vivir nuevamente en los conciertos de Versalles en Paris, Prog Sud de Marsella, Crescendo de Royan y en el Stick Festival de Silvio Paredes en Santiago, todo esto ultimo durante 2007.

Esta es sin duda la banda donde más libertad tengo a la hora de tocar, quizás la faceta que viva acá es completamente mas experimental y arriesgada, ya que los solos son totalmente improvisados, por lo general el Stick y la forma de tocar de Linda tienen mucha potencia, llenando lo suficiente para darme seguridad y jugar al extremo de salirme, pero sin salirme aunque trate (risas). Es genial, la verdad, me encanta el formato batería, stick y guitarra a trío, suena demasiado potente.

¿Y Enlace? ¿En qué momento surgió esta idea y cómo fue posible llevarla a cabo con tantos proyectos encima?

Enlace“… Bueno, viene desde hace mucho tiempo, la verdad. Siempre me atrajo la idea de hacer mi proyecto solista, lo que me motivó a componer música enfocada a eso hace ya mucho tiempo, como por ejemplo “Atardecer” antes de ser parte del disco “Tiempo” (Matraz). Durante 2001 también salieron nuevas ideas como “Viaje Astral“, “Manantial” y “Esperanza“, y así posteriormente “Psychoswing“, etc.

Cuando llego el año 2005, se configuraron dos situaciones: Matraz entraba en receso y Fancy Music propuso el proyecto “Ibanez Army: El Álbum“, en donde cada endorser aportaría con un tema y un dúo. Fue entonces cuando escuché “Psychoswing” y  “Ki-Dul” (a dueto con Gabriel Hidalgo) sonando como corresponde. Notar el efecto que tendrían estos temas en el público guitarrero en Chile, fue sin duda esto lo que puso en marcha la cuenta regresiva para editar mi disco con los temas que hasta entonces ya tenia compuestos, pero grabados ahora profesionalmente.

Fue este uno de los procesos más duros, ya que durante 2006 me pasé todo el año trabajando con Oxygene 8 y Cast, como fue la grabación de “Com.Unión“, pero ya llegando de vuelta a Chile y con un espacio entre diciembre 2006 y febrero 2007, fue el momento de hacerlo, así que armé un home Studio y me encerré ese verano a grabar todo. Posteriormente me fui a México a preparar Baja Prog 2007 y el lanzamiento de “Com.Unión” con Cast, y paralelo lanzar las primeras copias de “Enlace” (para esto me llevé la sesión completa de mi disco en mi laptop y aproveché cada segundo en aeropuertos y hoteles para editar el disco). Después recibí ayuda de Julio Camacho −ingeniero de sonido de Cast− para las mezclas y el arte gráfico ya me lo había llevado desde acá (esa parte la hice junto a Max Rosenthal, hermano de Nicolás Rosenthal, que fue quien grabo las baterías del disco).

Una vez editadas las primeras copias allá, las pude repartir en Baja Prog, pero una vez viendo el resultado gráfico y escuchando en distintos lugares el disco, no quedé tan conforme. En abril de 2007 y de vuelta en Chile, abrí las sesiones de audio y fui a pedirle ayuda a mi gran amigo Javier Bassino, responsable del disco del Ibanez Army. Javier dio ciertos toques en las mezclas de baterías, bajos y la masterizacion del disco, mientras yo también hice lo mismo con el arte gráfico, corrigiendo detalles como tipografía y algunas imágenes.

Nuevamente estaba en contra del reloj, ya que en mayo tenía el concierto Prog Sud Festival en Marsella, Francia, y el ideal era llevar el disco finalizado conmigo. Fue en este proceso en donde recibí la ayuda de otro gran amigo, Mauricio Nader, quien se encargo de ayudarme con las duplicaciones, para cerrar el proceso de edición. El disco salió bajo el sello nacional Mylodon Records e internacionalmente con Musea de Francia.

Tuve las copias en mi poder como 5 días antes de partir, fue esa la razón por que vine a lanzarlo en Chile recién en junio −precisamente los días 1 de junio en Santiago y 2 en Valparaíso para el Guitar Fest I− y no antes..

¿Cómo fue posible llevar la idea a cabo? Yo creo que haciéndolo, no más (risas), porque leyendo esto suena bastante difícil. Pero una vez dentro de la máquina, no te das cuenta (risas).

Ufff…, ahora ni me imagino cómo fue entonces tu integración a Fahrenheit con tantos proyectos ya encima…

La verdad es que no está tan denso como parece ya que en Fahrenheit los elementos son muy organizados para trabajar, por lo que no es difícil coordinar con los otros proyectos que tengo y también pasa porque desde el momento en que acepté entrar a la banda, ellos respetaron completamente el que tenga una agenda apretada. Por otro lado, ya me hacía falta respirar de tanto progresivo en mi vida, al fin y al cabo, gran parte de mis influencias provienen de bandas Hard Rock.

Cabe destacar que los sueños y proyectos de la banda son básicamente los mismos que tengo yo en mi vida profesional, por lo cual podemos potenciar mucho nuestros caminos.


Claudio, ahora mirando un poco a tus compañeros músicos, ¿qué opinas de la escena progresiva nacional? ¿Algún músico o banda favorita? ¿Alguien a quién poner especial atención? ¿Agradecimientos a alguien que te haya apoyado en tus inicios o incluso ahora?

Hablando del nivel nacional, estoy completamente orgulloso a pertenecer a la camada de músicos que salen de Chile. Si de algo me he dado cuenta en los viajes, es del tremendo nivel que tenemos acá, sobre todo en los guitarristas. Con respecto a las bandas, es cuestión de preguntarle a cualquier fan de Baja Prog su opinión de las bandas chilenas, créeme que la respuesta es: “aguas con los chilenos”, “¿¿qué comen allá?”, “¿es el agua o que?”, etc.

Banda favorita en este momento: Octopus.

Poner especial atención: en apoyar la escena nacional más que nunca.

Agradecimientos: en primer lugar, a ti Fabián por todo el apoyo que nos has brindado a mi y la escena musical desde que te conozco, si todos los seguidores del género fueran así de comprometidos, las cosas serian radicalmente distintas. También quiero agradecer nuevamente a Fancy Music e Ibanez Guitars, ya que definitivamente desde que se generó el Ibanez Army ha habido cambios que saltan a la vista en el nivel y las expectativas de cada futuro músico que toma un instrumento. Juan Barrenechea y Mylodon Records por mantener vivo un sueño. Luis Retamal y Oregón Producciones por unirse sólidamente en la cruzada. A todos mis colegas músicos, profesores y alumnos que me han apoyado y ayudado a lo largo de mi carrera y a todos los que compran un disco original y no se conforman con bajarlo de Internet.

¿Qué nos depara Claudio Cordero para el futuro?

Muchas sorpresas (risas), pero siguiendo la costumbre: mucho trabajo, y lo más importante de todo, hacerlo cada vez mejor.

Dicografía de Claudio Cordero:

  • Matraz – Tiempo (1999)
  • Matraz – Gritaré (2004)
  • Oxygene 8 – Freak Of Chance (2007)
  • Cast – Com.Unión (2007)
  • Claudio Cordero – Enlace (2007)
  • Cast – Originallis (2008)

Links:

Fabián Núñez A. para COLLAPSE.

  • Pingback: Fabián el periodista... ¡otra vez! | Crónicas en cinco octavos

  • ‘-’

    ta super wena la entrevista, felicitaciones Fabián.
    la kago cordero no podi tar metido en tanta wea ajajaja sekisimo si el wn, su disko solista es muy bueno, al igual ke todas las bandas en la ke esta.
    no sabia ke ahora estaba en fahrenheit habra ke escucharlos.
    muy buena entrevista

  • Pingback: Claudio Cordero - Sitio Oficial

  • Monserrat

    excelente entrevista, me encanto, no hay más palabras, solo puedo decir que este muchachito es muy trabajador se desvela es un enajenado de su trabajo, un perfeccionista de tecnicas, hizo unos arreglitos que le quedaron de lujo, es una excelente persona, un gran amigo, musico no se diga! eso si 0 tolerancia en su trabajo! como dice el es un “nazi”….un beso, y una vez más buena entrevista, imagino que lo hiciste pensar muchisimo…jeje….

  • marre

    uuhh!
    impactado! no sabia q estava metio en tantas cosas!!
    yo estoi urgulloso iwal de que seas chileno
    skajskaj
    se puede decir con orgullo que
    ahi musicos excelentes en chile!

    saludos!!
    chao!!

  • andres menares

    saludos claudio, compare, un orgullo tener un amigo que las pelo de chico con la guitarra y que llego a donde estas compare, sobre todo un orgullo haber sido en algo parte de este desarrollo, nunca nos olvides amigazo, nunca olvides a la gran MASTURBANDA!!!!…
    grande claudio, un abrazo men y sigue llenando de orgullo rockero el nombre de chile…

  • Pingback: Érase una vez una banda excepcional | Crónicas en cinco octavos

  • powealx

    Mi primer sentimiento es orgullo de que un chileno este a tan alto nivel como musico, compositor y ejecutante. Mucha suerte claudio en tus masivos trabajos a futuro,y aún recuerdo el día en que fuiste a retirar tus primeras copias de tu disco enlace, disco que tuve la suerte de procesar (master) para fabricarlo en serie, hasta unas fotos nos sacamos en la maquina replicadora de cd que forjo esta joya de album, soy alexis lagos de masterización tdv chile y les mando un cordial saludo a claudio y al periodista que realizo esta excelente entrevista.